Arte y CulturaOpinión

¿Los filipinos son hispanos?

¿Es el idioma el principal calificativo en la identidad?

Se trata de un tema controversial entre quienes desean entablar debates en Internet, con comentarios poco estudiados que se presentan como hechos, sentimientos que se debaten intensamente, experiencias personales relatadas, árboles genealógicos pregonados, poses expuestas e insultos lanzados en todas direcciones. Es una cuestión global, con interés en todo el mundo.

Considerando el pasado colonial de Filipinas, ¿son hispanos los filipinos que no hablan español?

La colonización europea

El archipiélago de islas de la República de Filipinas remonta sus días a la llegada de Fernando de Magallanes en 1521, navegando bajo la Corona española en busca de las Islas de las Especias. Antes de este acontecimiento histórico, las 7,000 islas e islotes no estaban unificadas como una entidad política única, no tenían un grupo étnico homogéneo y hablaban muchas lenguas tribales diferentes de la familia de lenguas malayo-polinesias del austronesio, que en la actualidad son más de 150.

La hispanización se produjo a lo largo de los siglos con la introducción del cristianismo, las costumbres europeas y la infraestructura moderna. Así, Filipinas poseía la más occidentalizada de las culturas de Oriente.

La aculturación española fue históricamente diferente a la de los ingleses, holandeses, franceses, alemanes u otras potencias europeas que ocuparon el territorio colonial pero que no asimilaron la población local ni cambiaron drásticamente su forma de vida. Los españoles en América se asimilaron y se casaron con los nativos, dando como resultado las naciones hispanas de hoy.

La experiencia filipina difiere en que la infusión española fue mucho más limitada que la de América. Esta afluencia se produjo principalmente en el gobierno, el ejército, el comercio, la religión y la educación, pero la hispanización de los nativos se produjo definitivamente.

Lengua, cultura e identidad

El español era el idioma utilizado entre los diferentes grupos lingüísticos para comunicarse entre sí, entre islas y entre grupos. Fue un factor unificador de la identidad común como filipino, que evolucionó a partir de una terminología originalmente referida a los españoles peninsulares nacidos en Filipinas. Los filipinos cristianizados e hispanizados adoptaron las costumbres europeas y se educaron en la tradición española. La música, el teatro, las artes, la comida, la ropa y las prácticas españolas fueron asimiladas, pero aún así reconocieron que eran hispanos.

El 12 de junio de 1898, la primera República de Filipinas declaró su independencia de España en Kawit, Cavite. La declaración fue escrita en español. La Constitución de Malolos también estaba escrita en español, y el español fue declarado idioma oficial. El himno nacional, “Filipinas”, fue escrito originalmente en español por José Palma y se mezcló con la “Marcha Nacional Filipina” de Julián Felipe. Más tarde, fue traducido al inglés y a su versión filipina actual.

Los líderes del movimiento independentista, junto con muchos otros venerados héroes filipinos como Emilio Aguinaldo, Marcelo H. del Pilar, Apolinario Mabini, Antonio y Juan Luna, Emilio Jacinto y José Rizal eran filipinos de habla hispana. ¿Eran hispanos? ¿Son sus descendientes hispanos?

La conclusión

Entonces, ¿los filipinos son considerados hispanos?

Parece que no hay una respuesta sencilla a esto. No es un sí o un no. La respuesta se califica de negro a blanco y en tonos de gris.

Esto se debe a que Filipinas es una nación multicultural, con personas de diferentes herencias étnicas y lingüísticas reunidas bajo una sola identidad nacional. Diferentes eventos históricos dieron forma a la nación en la que se ha convertido hoy en día. Las islas y grupos culturales separados se unificaron bajo una sola bandera, cuando en realidad, no era una nación antes de la unificación. No tenía una identidad singular como islas y grupos lingüísticos separados. Aquellos que dicen que las diversas islas separadas habrían sido mejores si se hubieran dejado en paz; que su gente, independientemente por sí misma, se desarrollaría en la modernidad sin las influencias que tuvo; o que serían asimiladas por otros poderes de otra manera histórica están terriblemente equivocados.

Aparte del idioma, ¿hay otros factores que se toman en consideración para formar una identidad? ¿Puede identificarse culturalmente pero no lingüísticamente, o lingüísticamente y culturalmente en un grado limitado y aún así tener derecho al calificador nominal? ¿Puede considerarse pseudo o parcial? ¿Puede ser parcial y aún así tener el adjetivo como descriptor? No es todo o nada. Es todo enredado. Todo es confuso. Una cosa es cierta, no hay una sola respuesta que satisfaga a todos.


Este artículo se publicó originalmente en Spanish Philippines en inglés. Los editores lo tradujeron al español.

Los puntos de vista y opiniones expresados en este artículo de opinión son los del autor y no reflejan necesariamente la política o posición oficial de La Jornada Filipina.


Ayude a mantener La Jornada Filipina gratis

El futuro del español en Filipinas parece sombrío. Aunque muchos de nosotros expresamos nuestra intención de revivirlo, nuestro esfuerzo colectivo no es suficiente.

Actualmente hay 13 millones de documentos de la época española en las polvorientas estanterías de los Archivos Nacionales de Filipinas. La muerte del español en el país nos roba la oportunidad de reconstruir nuestra historia.

Por ello, nuestra misión nunca ha sido más importante: traerles noticias y reportajes tanto en español como en inglés y promover el uso del español en Filipinas.

Su apoyo marcará la diferencia para dar sentido a nuestra identidad filipina, especialmente en la era de las noticias falsas y la ciberpropaganda. Por favor, considere contribuir hoy para ayudarnos a continuar nuestro trabajo.

Muchas gracias.


Eduardo Alzona
Eduardo Alzona es un hispanista filipino-americano con sede en los Estados Unidos que ha estado yendo y viniendo a Filipinas durante muchos años para apoyar los proyectos y causas de los hispanos filipinos y más allá.

Los comentarios están cerrados.

Próximo artículo:

0 %