NegociosFilipinasNoticias

El banco filipino RCBC dejará de financiar el carbón

RCBC

MANILA, Filipinas — El octavo banco comercial más grande de Filipinas, Rizal Commercial Banking Corp (RCBC), dejará de financiar nuevas centrales eléctricas de carbón, anunció su presidente y director ejecutivo el 10 de diciembre 2020.

Hablando en un foro virtual, Eugene Acevedo dijo que el banco no ha financiado el carbón en los últimos dos años.

“No más carbón, pero existirán en nuestros balances. Estarán ahí por un tiempo. Es muy difícil para el país subsistir con (energía) puramente 100 por ciento renovable, así que tendremos una buena combinación,” dijo Acevedo a un periodista que preguntó si el banco planea dejar el carbón.

Acevedo agregó que, aunque los préstamos futuros del banco serán “100 por ciento distintos de carbón”, es posible que no solo sean para energía renovable.

“Para crear una red eléctrica robusta, tiene que haber una combinación de energías renovables y algunas plantas de energía que generalmente funcionan con gas. Así que podríamos tener una combinación de gas y muchas energías renovables en el futuro”, dijo.

En el punto álgido del bloqueo pandémico, los consumidores filipinos vieron un aumento en las facturas de electricidad mientras se quedaban en casa y usaban más electricidad.

Los expertos han dicho que la gran dependencia del país de los combustibles fósiles importados es un factor principal detrás de los altos precios. RCBC es el primer banco de Filipinas en retirarse públicamente del financiamiento del carbón después de que el jefe de energía del país, Alfonso Cusi, anunciara una moratoria sobre el carbón nuevo en octubre el año pasado.

Es el quinto banco importante en el sudeste asiático que abandona el carbón, después de que CIMB de

Malasia revelara su plan de salida del carbón esta semana tras la presión de los grupos ecologistas. El año 2019, los bancos de Singapur, UOB, DBS y OCBC anunciaron políticas para poner fin al financiamiento del carbón.

El sudeste asiático es la única región del mundo donde el carbón está ganando una mayor participación en la mezcla energética y Filipinas, uno de sus campos de batalla clave en la lucha contra el cambio climático, tiene planes para aumentar el carbón en su combinación energética del actual 48 por ciento a más del 52 por ciento para 2030.

El departamento de energía de Filipinas ha dicho que el carbón seguirá dominando el sector energético a pesar de que los expertos subrayan que el combustible contaminante no tiene sentido para el país. El país tiene 9.8 gigavatios (GW) de energía de carbón instalados actualmente y cuatro GW de proyectos de carbón comprometidos.

En su informe de sostenibilidad del año 2019, RCBC destacó que ha financiado más de 800 millones de dólares estadounidenses en programas relacionados con el medio ambiente y proyectos de desarrollo social, incluida una granja solar de 132.5 megavatios (MW) en Negros Occidental, Filipinas y una planta de energía solar de 330 MW en Vietnam. La suma fue el producto neto de la emisión del banco de bonos verdes y de sostenibilidad los dos años pasados.

‘Aún no ha terminado’: Activistas

Los activistas anti-carbón elogiaron la medida de RCBC, pero la instaron a eliminar completamente el carbón, el mayor productor de emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre a nivel mundial.

Gerry Arances, director ejecutivo del centro de estudios de sostenibilidad del Centro de Energía, Ecología y Desarrollo, instó al banco a alinear sus políticas con el Acuerdo de París, que tiene como objetivo limitar el aumento de la temperatura global a menos de dos grados centígrados para finales de siglo. Esto podría crear un efecto dominó entre los bancos filipinos, dijo.

El coordinador nacional del Movimiento Filipino por la Justicia Climática (PMCJ), Ian Rivera, dijo que la decisión de RCBC no habría sucedido si no fuera por la denuncia de cambio climático de su grupo presentada en 2017 contra la Corporación Financiera Internacional (CFI), dirigida por el Banco Mundial, por la financiación del carbón.

Acusó a la CFI de contribuir a la crisis climática y al daño ambiental y social a través de su financiamiento de 19 plantas de energía de carbón en Filipinas y compañías que las operan a través de RCBC.

“Aún no está terminado. Si bien la queja de PMCJ estipulaba que RCBC declararía la eliminación gradual del carbón, también debe expiar los impactos ambientales y de salud de las plantas de carbón que ha financiado,” agregó Rivera.

Retirarse del Carbón, una campaña con sede en Filipinas encabezada por la iglesia católica y la sociedad civil que insta a los bancos locales a desinvertir en carbón, descubrió que RCBC es el cuarto mayor financista de carbón del país.

Dijo que RCBC ha prestado o suscrito al menos 952 millones de dólares estadounidenses a desarrolladores de carbón y plantas de energía, incluida la planta de energía Atimonan One Energy en Quezón y la planta de carbón de San

Miguel Corporation en Limay, a las que las comunidades locales se han opuesto por sus efectos negativos para la salud y el medio ambiente.


Este artículo apareció por primera vez en Eco-Business. Ver la historia original en inglés.


Ayude a mantener gratis La Jornada Filipina
Done ahora.


The #1 Writing Tool

Hannah Alcoseba Fernandez, Eco-Business
Hannah Alcoseba Fernandez es una corresponsal filipina de Eco-Business, una organización de medios con sede en Singapur que informa sobre la sostenibilidad en Asia. Hannah estudió Lengua y Cultura Española en la Universitat de Barcelona donde obtuvo un certificado de nivel superior en español, y obtuvo los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) nivel intermedio. En España, escribió para Barcelona Metropolitan, una revista en inglés para expatriados que presenta historias sobre temas y estilo de vida de los inmigrantes en la ciudad catalana. Antes de eso, fue locutora de televisión para GMA7 y reportera de negocios para Businessworld en Manila.

Los comentarios están cerrados.

También puede que le guste