Arte y Cultura

Conoce este grupo de Meetup que ayuda a los filipinos a practicar el español

El español está vivo y bien en Filipinas, y los que dicen lo contrario no han tenido la oportunidad de aprender un nuevo idioma y buscan gente con quien practicar. De hecho, hay un grupo de Meetup en Filipinas que se llama acertadamente el Spanish Language Meetup of the Philippines y que organiza reuniones mensuales, a veces semanales, para los filipinos que quieren practicar su español conversacional. “Me sentía muy atraído por el español en las Filipinas … y quería poder hablar en español con la gente del lugar”, dijo el líder del grupo, Eduardo Alzona, que actualmente reside en Miami. Impulsado por la necesidad de hacer amigos y socializar, Alzona tomó la iniciativa de establecer el grupo. “Me puse en contacto con un grupo de Meetup que estaba allí en línea y … no obtuve ninguna respuesta. Así que viajó al país en 2017 para organizar todo esto juntos, y el resto es historia.

Su grupo de Meetup ha estado organizando eventos de intercambio de idiomas durante bastante tiempo, y ya han celebrado exitosos encuentros en varios lugares de Metro Manila y Luzón. El propósito del grupo es bastante sencillo, en realidad, invitar al mayor número de personas posible y practicar el español con ellos. Como fundador, Alzona habla bien el español. Esto no es sorprendente ya que Miami es el hogar de muchos latinos. De hecho, lo aprendió del lado de su madre, solidificando sus habilidades lingüísticas estudiándolo formalmente en la escuela y viajando a muchos países de habla hispana. Al crecer bilingüe, ha estado hablando español toda su vida; incluso aprendió tagalo y otros idiomas europeos. Como ahora es multilingüe, conoce los desafíos de aprender un idioma por su cuenta. “Mucha gente toma cursos en Filipinas, pero no tienen a nadie con quien practicar. Y esto es lo que nosotros ofrecemos. Esto es lo que le proporcionamos a la gente: la capacidad de practicar y no sólo practicar, sino también de hacer amigos y socializar”, dijo.

Fue después de organizar varios encuentros por su cuenta que él y Jemuel Pilapil, ahora co-organizador del grupo Meetup, se cruzaron en 2017 y finalmente colaboraron. Antes de colaborar con Alzona, Pilapil trabajaba para su propio grupo, Sociedad Hispano-Filipina, que tiene sucursales en Muntinlupa y ciudad de Quezon. Participa activamente en muchos eventos dirigidos por el Instituto Cervantes promoviendo el español y la herencia hispana del país. Mientras que su propio grupo participa en actividades culturales, el grupo de Alzona sigue siendo una plataforma para que todo el mundo se reúna.

Pilapil se unió primero a un grupo de habla hispana ya desaparecido, organizado por el Instituto Cervantes de Manila. “Ahí es donde vi el beneficio de [unirse] a los grupos … porque era nuevo en ese tiempo [y] no soy bueno en español [todavía] en 2007. Y luego cuando [se] disolvió … en 2009, otro grupo fue organizado por el nuevo bibliotecario del Instituto Cervantes … Este es un nivel diferente donde tienes que leer las historias y discutirlo dentro del grupo … Después de que terminó …. formamos el grupo [Sociedad Hispano-Filipina] … Nos [solíamos] reunir después de la película porque … antes de que haya una película gratis en el Instituto Cervantes todos los sábados”, Pilapil compartió.

La colaboración de Alzona y Pilapil fue un comienzo difícil ya que nadie vino en las primeras reuniones que tuvieron. Pero entonces, la gente comenzó a participar, en parte porque los eventos son más que simples reuniones. “No estamos allí sólo para practicar en una situación aburrida”, Alzona dijo. Fieles a su palabra, los administradores (su otro coorganizador, Robert Harrison, y ocho asistentes) y los miembros del grupo Meetup celebran reuniones y picnics, celebran “horas felices” y organizan cenas cada vez que se reúnen.

La leyenda negra vive

Durante las primeras etapas de su trabajo, Alzona se sorprendió por el sentimiento general en contra de la lengua española. “El filipino medio, ya sabes, lo estudiaron, pero todo lo que estudiaron fue que España era mala… Y eso es todo lo que enseñan en los libros de historia … Y lo ves en las películas. Lo ves repetido que cada vez que hay españoles, [piensan] que son villanos, que son malos, que abusan de los filipinos … y nunca hablan de las contribuciones de España.” A pesar de este sombrío punto de vista, el grupo, que originalmente se llamaba Spanish Language Meetup of Manila, quiere luchar contra todas las dificultades. De hecho, tienen planes para expandirse y llevar los encuentros a otras partes de Filipinas. En el espacio en línea, parece que eso ya ha sucedido.

Spanish Language Meetup of the Philippines

Alzona heredó un grupo de Yahoo! del mismo nombre que comenzó a principios de la década de 2000 en el que aumentó el número de miembros a más de 250. Eso fue cuando Facebook no ha tenido éxito todavía. En cuanto al grupo de Meetup, ahora cuenta con más de 2,300 miembros, y la mayoría de ellos son hispanohablantes locales. Aunque no hay estadísticas actualizadas y precisas, se puede decir que hay muchos hispanohablantes filipinos por ahí. Sólo en el grupo de Meetup, los miembros tienen varias relaciones con el español. Algunos lo estudiaron en la escuela, mientras que otros lo aprendieron en la infancia.

En el mundo real, los planes de expansión del grupo deben esperar un poco más. Al igual que otras organizaciones, se enfrentan a los desafíos que plantea la pandemia COVID-19. “Es un poco difícil ahora porque la mayoría de nosotros estamos ocupados con nuestra vida diaria y el trabajo. Pero empezamos a retomar el ritmo hace unas semanas, y empezamos con un grupo de organizadores y algunos otros amigos”, Pilapil dijo. Invirtiendo la situación, pronto se adaptaron y encontraron una manera de hacer que la situación fuera ventajosa para ellos. Pilapil compartió que los encuentros virtuales eliminan la necesidad de comida y transporte, y que son útiles para preparar temas para futuros encuentros físicos.

Cuando Alzona dejó Filipinas, puso en marcha un sistema para asegurarse de que el grupo de Meetup continuara con lo que ha estado haciendo. “Es una defensa de toda la vida mía para ver que el español recupere su posición en la sociedad filipina”, dijo.

Alcanzando nuevas alturas

Parece que el trabajo de su vida ha dado sus frutos. Hace unos años, se les acercó la plataforma de aprendizaje de idiomas Duolingo para colaborar con ellos. Duolingo es, de lejos, la aplicación más conocida en términos de aprendizaje de idiomas. Sus horarios de reunión antes sólo se publicaban en el sitio web de Meetup, pero ahora Duolingo los pone en su plataforma muy visitada también. Alzona también fue nombrado embajador de la lengua.

Aún así, hay mucho trabajo por hacer para que el grupo de Alzona aumente el número de filipinos hispanohablantes. Aún así, la simple existencia del grupo prueba que el español está vivo y bien en Filipinas después de todo.

“El español trae muchas ventajas, para el viaje, para viajar, hacer amigos de todo el mundo, por el turismo, también para conseguir trabajo … Español es muy importante … Español es una lengua filipina, no es una lengua extranjera … Es nuestro pasado, nuestra herencia, nuestro patrimonio”, Alzona dijo.


Notas del editor: La entrevista se realizó en español e inglés, pero algunas de las respuestas de los entrevistados se tradujeron al español y se editaron para que fueran más extensas y claras. Para leer el artículo en inglés, por favor visite La Jornada Filipina in English.

La versión anterior del artículo se equivocaba al indicar que el número de miembros del grupo de Yahoo! creció a más de 2,000 miembros, eso ya ha sido corregido.

El artículo también ha sido actualizado para añadir más información.


Ayude a mantener La Jornada Filipina gratis

El futuro del español en Filipinas parece sombrío. Aunque muchos de nosotros expresamos nuestra intención de revivirlo, nuestro esfuerzo colectivo no es suficiente.

Actualmente hay 13 millones de documentos de la época española en las polvorientas estanterías de los Archivos Nacionales de Filipinas. La muerte del español en el país nos roba la oportunidad de reconstruir nuestra historia.

Por ello, nuestra misión nunca ha sido más importante: traerles noticias y reportajes tanto en español como en inglés y promover el uso del español en Filipinas.

Su apoyo marcará la diferencia para dar sentido a nuestra identidad filipina, especialmente en la era de las noticias falsas y la ciberpropaganda. Por favor, considere contribuir hoy para ayudarnos a continuar nuestro trabajo.

Muchas gracias.


Arvyn Cerézo
Arvyn Cerézo es el editor de La Jornada Filipina, la primera y más grande revista noticiera en español de Filipinas. Sus artículos han aparecido en South China Morning Post, Publishers Weekly, AudioFile Magazine, Asian Review of Books y Book Riot. Puede encontrarlo en arvyncerezo.com.

Los comentarios están cerrados.

Próximo artículo:

0 %